viernes, 16 de junio de 2017

El espionaje estadounidense intentó penetrar en la red de mensajería Telegram

Durov, fundador de Telegram
El espionaje de Estados Unidos puede llegar al servicio de mensajería instantánea Telegram, según informó a través de Twitter, su fundador, el ruso Pavel Durov.

Telegram es un servicio de mensajería de texto y multimedia por internet, similar a WhatsApp, creado en 2013.

Durov aseguró que durante una visita a Estados Unidos dos agencias de espionaje sobornaron a sus informáticos para “comprometer la seguridad de la aplicación con una puerta trasera que facilitase su acceso”. También afirmó que él mismo ha sufrido presiones del FBI estadounidense.

Fundador también de VKontakte, la versión rusa de Facebook, Durov expresó que es ingenuo creer que en Estados Unidos se puede tener una aplicación de mensajería independiente y plenamente cifrada, es decir, imposible de rastrear.

Incluso insinuó que otras aplicaciones de mensajería han sucumbido a las peticiones de las agencias de espionaje. “La encriptación de Signal (además de Whatsapp y Facebook) la financió el Gobierno de Estados Unidos”, dijo.

Edward Snowden, el espía que filtró a The Guardian información acerca del trabajo de espionaje de la NSA, asegura  que Telegram “lo lleva gente con buenas intenciones. Es mejor que nada, pero las opciones predeterminadas son inseguras y lo convierte en peligroso para usuarios poco expertos”.

La aplicación rusa de mensajería tiene más de 100 millones de usuarios activos en todo el mundo. Según Durov, la ventaja frente a WhatsApp y otras aplicaciones de mensajería es que las comunicaciones de Telegram no las pueden monitorizar terceros.

La garantía de intimidad frente al espionaje es una de las razones por las que Telegram se ha convertido en la red preferida de millones de usuarios para comunicarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario