lunes, 11 de diciembre de 2017

La alianza entre los partidos comunistas gana las elecciones de Nepal por amplia mayoría

Una alianza entre los partidos comunistas de Nepal formada por el CPN-UML (marxista-leninista) y el CPN Centro (maoísta) se perfila como clara ganadora de las históricas elecciones generales que culminaron el pasado jueves en el “techo del mundo” cuando se ha contado un 60 por ciento de los votos.

“El UML va camino de convertirse en el partido con mayor representación mientras que el Centro Maoísta y el Partido del Congreso están en segunda y tercera posición respectivamente”, indicó el portavoz de la Comisión Electoral Nabaraj Dhakal.

Nepal celebró el pasado jueves la segunda y última fase de las históricas elecciones generales con las que se pondrá fin a 18 años de interinidad en el Legislativo y para dar paso a un nuevo Parlamento bicameral aprobado en la Constitución de 2015.

En la votación se eligieron a 165 miembros de los 275 miembros del Parlamento Federal (cámara baja) y a los representantes de las asambleas provinciales, donde a su vez se nombrará a los 59 senadores de la nueva cámara alta o Asamblea Nacional.

De acuerdo con el cómputo hasta las 12.00 de hoy (6.15 GMT) el UML gana 51 escaños y encabeza el recuento de otros 27, mientras que los maoístas se han adjudicado 22 y encabezan otros 13 recuentos.

El UML y los maoístas alcanzaron un acuerdo preelectoral para concurrir de forma conjunta y no presentar candidatos en aquellas circunscripciones en que lo hiciera el otro partido.

Ese acuerdo implicaba que el UML presentaría candidatos en el 60 por ciento de las demarcaciones electorales y los maoístas en el 40 por ciento restante.

El actual partido de gobierno, el Congreso de Nepal, está sufriendo un duro correctivo hasta el momento al haber obtenido apenas 10 escaños, encabezando el recuento en otros 12.

“Tenemos que admitir que al NC le ha ido bastante mal. Nos sentaremos una vez que los resultados salgan para analizar qué fue mal”, indicó Gagan Thapa, miembro del Comité de Trabajo del Congreso de Nepal.

Los partidos madhesi, de la región sureña de Terai, la más industrializada del país y escenario de constantes tensiones, ganan hasta el momento 6 asientos y encabezan otros 15.

Además de los 165 diputados elegidos directamente, otros 110 serán elegidos de acuerdo con un sistema que tendrá en cuenta el resultado de votos de cada partido en todo el país.

Se espera que el recuento final de los escaños de elección directa finalice mañana y que la asignación de los 110 escaños en base al resultado proporcional pueda concluir el viernes, según indicó Dhakal.

Los resultados en las elecciones provinciales han sido similares a los de la elección nacional.

Con el nuevo Parlamento bicameral, Nepal pondrá punto final a un proceso de transición que comenzó en 2008 con el final de la monarquía, dos años después del final de la guerrilla maoísta.

El Tribunal de la OTAN: un muerto más, un problema menos

Praljak toma un sorbo de cicuta
Es posible que los lectores se hayan dado cuenta de lo mal informados que están cuando los monitores de su televisor les mostraron que un general croata, Slobodan Praljak, se suicidaba delante de sus verdugos, ridículamente disfrados con una toga: “Praljak no es un criminal. Rechazo con desprecio su veredicto”, dijo antes de caer fulminado después de beber un vasito de cicuta.

¿Hay un Tribunal Internacional en La Haya?, ¿siguen los juicios por los crímenes de la Guerra de los Balcanes?, ¿por qué nadie nos informa? Hay que esperar que se produzcan acontecimientos espectaculares como éste que nos sacan de nuestro estupor, pero después del relámpago, la noche vuelve a quedar tan oscura como antes. ¿Se ha acabado el juicio con la cicuta?, ¿a quién juzgan?, ¿a quién condenan?, ¿con qué pruebas?, ¿cuáles son los veredictos?

El lector puede pasarse el resto del día haciéndose preguntas a las que no encontrará respuesta. En los Balcanes se cometieron crímenes contra la humanidad, pero a la humanidad no nos informan de nada.

Es evidente que la Guerra de los Balcanes aún no se ha acabado. Sus protagonistas siguen muriendo, aunque ahora el campo de batalla se ha trasladado a la ciudad holandesa de La Haya. Luego algún payaso dirá ante los micrófonos que en Europa no hay presos políticos, algo que es propio sólo de países difíciles de poner sobre el mapa, como Tanzania o Sri Lanka.

“Los detenidos son acusados que esperan juicio y a quienes, por lo tanto, hay que presumir inocentes, lo que no siempre se comprende bien en el exterior: poseen derechos que no tendrán una vez condenados”, dijo a la prensa Marc Dubuisson, director de los servicios de apoyo judicial del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoeslavia.

Dubuisson es el responsable de la cárcel de máxima seguridad del barrio residencial Scheveningen en la que encierran a los chivos expiatorios de la guerra. Como todo lo que hacemos en Europa, es una “cárcel modelo”, a diferencia de las de Tanzania o Sri Lanka, que dejan mucho que desear en materia de derechos humanos.

Señores africanos y demás termundistas: fíjense bien cómo somos los europeos en estos asuntos. Hemos tenido encerrados a los yugoeslavos durante 15 años en espera de juicio, pero es posible que eso no se lo hayan contado. A uno de los presos (serbio) le tuvieron un año encarcelado con un tumor cerebral antes de enviarle a un hospital de su país, donde murió nada más llegar. ¿Les han contado a Ustedes cuántos altos dirigentes serbios han muerto o se han suicidado en la “cárcel modelo”? Nada menos que seis: ahorcamientos, paros cardiacos, falta de atención médica... ¿Les han dicho sus nombres? Se trata de “presuntos inocentes” como Slavko Dokmanovic (1998), Milan Babic (2006)...

Uno de los acusados, el denostado general Mladic, tuvo varios infartos a lo largo del largo proceso judicial. En una de las sesiones se sintió indispuesto y así se lo hizo saber a esos farsantes togados que componen el Tribunal, que se negaron a interrumpir el juicio por tan pequeña nimiedad para que fuera atendido por un médico. “The show must go on” (el espectáculo debe continuar). “Todo esto no es más una red de mentiras, es un tribunal de la OTAN”, pudo decir Mladic antes de que le cortaran el acceso al micrófono.

El “modelo europeo” ha alcanzado un nivel muy sofisticado de barbarie, que hubiera sido imposible sin el apoyo de los juristas y las cadenas de intoxicación, cuyo papel queda en evidencia una y otra vez. En el banquillo sólo están los figurantes, no los criminales; no está Javier Solana, no se puede mencionar el gran tabú, la OTAN, tampoco a Alemania, ni a la Unión Europea...

En La Haya los jueces están construyendo lo que los jesuitas califican como “una verdad formal” que debe culminar la destrucción de Yugoeslavia, la guerra y los asesinatos con algo que luego los políticos de pacotilla se puedan llevar a la boca durante otros tres decenios, un relato oficial de los hechos al que puedan recurrir como “prueba” diciendo: “Como dijo el Tribunal Penal Internacional en su sentencia...”

Cuando un tribunal dicta una sentencia, ya no hay nada más que hablar.

domingo, 10 de diciembre de 2017

8 años de Primavera Árabe resumida en once puntos clave

1. El imperialismo inició la Primavera Árabe como consecuencia de la crisis de su hegemonía en Oriente Medio y el norte de África, después de un siglo de dominación.

2. La intervención imperialista se camufló tras la apariencia de terceros actores, regionales o locales, que revistieron la forma de “guerras civiles” en unos casos y de “levantamientos populares” en otros.

3. Su consecuencia ha sido la destrucción de numerosos países, como Libia, que se une a la de otros destruidos antes de ella, como Irak, asolados por una desestabilización que acabado con sus Estados respectivos, ha creado otros nuevos “de facto” y pretende garantizar una presencia militar permanente de las grandes potencias en la región.

4. Para desatar la guerra, el imperialismo ha creado un poderoso movimiento yihadista, con organizaciones como el Califato Islámico, que se suma a los ya existentes anteriormente, como los Hermanos Musulmanes o Al-Qaeda.

5. El imperialismo desató la Guerra de Siria, cuyo gobierno juega un papel cabecero en la oposición del mundo árabe a Israel. A pesar de los 300.000 muertos y de la destrucción de las infraestructuras, la guerra ha acabado en un rotunda victoria para el pueblo de Siria.

6. Todas las maniobras emprendidas por el imperialismo en Oriente Medio desde 2011 se han acabado volviendo contra sus promotores.

7. Uno de los fracasos más importantes ha sido del Golpe de Estado emprendido por la OTAN en Turquía en el verano del pasado año, que ha cambiado definitivamente el alineamiento internacional del país y ha conducido a una severa depuración de los aparatos de un Estado remodelado en la posguerra en torno al ejército y al cerco de la URSS.

8. La Primavera Árabe ha destruido Libia, llevando al país a una guerra interminable que los imperialistas emprendieron con la excusa de los derechos humanos y ha acabado reintroduciendo el tráfico de esclavos en pleno siglo XXI.

9. La Primavera Árabe ha cambiado el alineamiento internacional de Qatar y ha roto la coalición que los países del Golfo Pérsico formaron en 1981.

9. La Primavera Árabe ha conducido al triunfo de las fuerzas progresistas en Yemen, lo que a su vez ha conducido a la intervención exterior de una coalición militar dirigida por Arabia saudí y la prolongación de la guerra, otra más.

10. El fracaso de los planes saudíes ha provocado una profunda purga interna en el régimen wahabita, que ha estrechado sus lazos con Israel al tiempo que se intensifica su enfrentamiento con Irán.

11. La Primavera Árabe ha otorgado un protagonismo creciente en Oriente Medio a países no árabes como Rusia, Irán y Turquía, al tiempo que ha reducido el de las potencias dominantes tradicionales: Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

El Pentágono experimenta con la biología como arma de la guerra imperialista

La biología sigue siendo una parte de la guerra imperialista y como tal se financia con los presupuestos castrenses. Darpa, el centro de investigación avanzada del Pentágono, ha invertido 100 millones de dólares en técnicas de modificación genética para transmitir a lo largo de generaciones determinados rasgos característicos de la materia viva, tanto animales como vegetales, como seres humanos (1).

Son proyectos propios de degenerados, muy característicos en la ideología anglosajona, que tratan de esterilizar a determinadas especies, hacerlas propicias para contraer enfermedades o sensibles a determinados productos químicos.

Naturalmente que estos proyectos seudocientíficos se envuelven en el papel de celofán de la lucha contra enfermedades, como el Zika o el dengue, una materia en la que los grandes ejércitos muestran más interés que las ONG por salvar vidas.

Los proyectos de edición genética del Pentágono han sido denunciados por organizaciones como Third World Network, con sede en Malasia, y ETC Group, que opera desde Canadá. Ambos han publicado 1.200 documentos al respecto (2).

Durante la cumbre de Cancún sobre biodiversidad celebrada el año pasado, 170 ONG exigieron una moratoria en las técnicas de edición genética, aduciendo argumentos ecológicos y de seguridad alimentaria (3). Otro argumento es jurídico: el tratado Enmod prohibe la manipulación genética con fines militares.

Al ejército se le suman los grandes monopolios, vestidos de Caperucita Azul. Uno es “Target Malaria”, que opera en Gran Bretaña y está financiado por esa pesadilla de la ciencia moderna que es la Fundación de los Gates, pura beneficencia. Otro opera en Estado Unidos: Gbird (“Genetic Biocontrol of Invasive Rodents”, Control Biogenético de Roedores Expansivos), que ha recibido 6,5 millones de dólares de Darpa/Pentágono.

En breve ambos comenzarán a realizar experimentos en campo abierto en Burkina Faso, Uganda, Mali, Gana, Australia y Nueva Zelanda.

Un portal de información sobre transgénicos, Inf’Ogm, asegura que las empresas de biotecnología ya han creado un grupo de presión para impedir la moratoria y la Fundación Gates ha pagado 1,6 millones de dólares a la empresa de relaciones públicas Emerging A.G. para que empiece a reclutar mercenarios de “la ciencia” que empiecen a publicar artículos sobre las maravillas de la edición genética (4).

La directora de Emerging A.G. es Robynne Anderson, antigua directora de CropLife, otro grupo de presión en materia de transgénicos agrarios, del que forman parte conocidos monopolios como Basf, Bayer, DuPont, Dow, Monsanto y Syngenta. Se trata de influir sobre los foros abiertos por la ONU para tratar sobre la biología sintética.

Al tiempo. Pronto veremos a sus colegas hispánicos, profesores universitarios del ínfimo estilo establecido por Jose Miguel Mulet, aparecer en las televisiones para convencernos de que somos unos ignorantes, magufos y tecnófobos. Lo que ellos hacen es “ciencia pura”, sin aditivos, ni colorantes, ni conservantes políticos de ningún tipo.

(1) https://www.theguardian.com/science/2017/dec/04/us-military-agency-invests-100m-in-genetic-extinction-technologies
(2) http://genedrivefiles.synbiowatch.org/
(3) http://www.etcgroup.org/content/160-global-groups-call-moratorium-new-genetic-extinction-technology-un-convention
(4) https://www.infogm.org/6405-forcage-genetique-finance-armee-us-fondation-gates

Google sigue las órdenes de Trump y también convierte a Jerusalén en capital de Israel

El motor de búsqueda Google y Google Maps también han trasladado la capital de Israel desde Tel Aviv a Al-Quds (Jerusalén), siguiendo las instrucciones de sus amos, que están en la Casa Blanca.

El monopolio tecnológico cambió el estatuto antes incluso del anuncio de Trump.

Se vuelve así a demostrar, por enésima vez, que internet, la informática y la técnica, en general, no son neutrales sino unos mecanismos políticos e ideológicos, como tantos otros.

Queda claro que, por encima de la ONU, quien imparte las órdenes en el mundo, sigue siendo Estados Unidos, máximo tutor del Estado de Israel, a costa de pisotear a los palestinos impunemente desde 1948.

El reconocimiento de Trump no se ha limitado a la parte occidental de Al-Quds (Jerusalén), bajo autoridad de Israel en virtud de la resolución de partición de la ONU en 1947. Se trata de un reconocimiento tácito de la subordinación de la parte oriental de Jerusalén, ocupada por Israel desde 1967, al estado sionista. Lo que a su vez supone un apoyo, que ningún país del mundo había llegado a prestar, a la posición de Israel.

Desde la aprobación del Congreso de Estados Unidos en 1995 de una ley para transferir la embajada de Tel Aviv a Al-Quds (Jerusalén), los diversos presidentes de Estados Unidos, republicanos o demócratas, han ido posponiendo cada seis meses la ratificación de este paso, aduciendo que era imprescindible para preservar los intereses estadounidenses.

Israel ocupó Jerusalén Este en 1967, y en 1980 declaró su anexión a los territorios ocupados desde 1948, que incluyen el oeste de Al-Quds (Jerusalén), diciendo que “Jerusalén es la capital indivisible y eterna” de ese Estado, algo que la comunidad internacional y la ONU se niegan a reconocer.

Por su parte, Palestina reclama el este de Al-Quds (Jerusalén) como la capital de su esperado Estado, tomando como base diversas resoluciones de la ONU y la posición mayoritaria del mundo.

Esta sociedad “de la desinformación” está creando borregos, como Marco Asensio, el futbolista del Real Madrid, que hace dos meses levantó una polvareda en Twitter de 12.000 comentarios por publicar un mensaje con una imagen del Muro de las Lamentaciones en Jerusalén junto a la bandera de Israel, indicando que es territorio israelí.

sábado, 9 de diciembre de 2017

El plan de agresión militar de Estados Unidos contra Corea de 1994

Documentos recién desclasificados revelan que el gobierno de Clinton planeó desatar una guerra contra Corea del norte en 1994, justo en un momento en que Washington estaba negociando el desarme nuclear de Pyongyang, informa el portal National Security Archive.

“Es obvio que combinando las fuerzas de la República de Corea y Estados Unidos ganaremos la guerra”, le dijo el entonces secretario de Defensa, William Perry, al presidente de Corea del sur, Kim Dae Jung, en aquel momento. “Pero la guerra implica muchas bajas en el proceso”, añadió.

Estados Unidos elaboró sus planes de guerra en un momento en que Corea del norte había empezado a vaciar de combustible un reactor que podía proporcionar material fisible para bombas nucleares, aumentando ligeramente su poder de disuasión contra Estados Unidos y sus aliados.

Los documentos recientemente liberados también revelan que en 1997 Washington estaba preocupado por la posibilidad de que “una Corea del norte muerta de hambre” —víctima de la escasez crónica de alimentos a causa de las sanciones— se convirtiera en una “situación peligrosamente caótica”.

Esos temores llevaron a Clinton a recurrir a las conversaciones cuatripartitas con la participación de Estados Unidos, China, Corea del sur y la propia Corea del norte. Ese diálogo tenía que ser “lo suficientemente flexible como para abarcar una amplia gama de opciones”, desde un “colapso” de Pyongyang hasta “reformas significativas que darían al régimen norcoreano vitalidad renovada”.

El portal señala que estos documentos muestran que la Administración de Clinton, al igual que la anterior de Bush, no albergaba esperanzas de que el desafío norcoreano tuviera una resolución rápida y fácil. El objetivo estadounidense en aquel momento era un mecanismo que proporcionara a Washington y a sus aliados “garantías completas y verificables de que Pyonyang no tenía un programa de armas nucleares”.

Finalmente, aunque la política de Estados Unidos incluyó sanciones contra el país asiático, pronto las discusiones sobre las opciones militares perdieron intensidad, posiblemente porque tras estudiar la opción bélica contra el norte durante la crisis nuclear de 1994, el gobierno de Clinton entendió claramente que una guerra tendría terribles consecuencias, a pesar de que la victoria de Washington y sus aliados parecía clara, como advirtió el secretario de Defensa William Perry.

https://nsarchive.gwu.edu/briefing-book/korea/2017-12-08/engaging-north-korea-ii-evidence-clinton-administration

Virginia González, fundadora del Partido Comunista de España

Virginia González, fundadora del PCE
Nació en Valladolid el 2 de abril de 1873. Era guarnecedora o ribeteadora de calzado. Comenzó a trabajar en este oficio a los nueve años. Se casó con el zapatero Lorenzo Rodríguez Echevarría, natural de Ponferrada, donde nació el 1 de junio de 1870.

Por motivos de trabajo, el matrimonio se trasladó a León y de allí a La Coruña, donde se desenvolvieron en un ambiente anarquista. En 1893 ingresaron en la Sociedad de Zapateros y Guarnicioneros de La Coruña y en 1894 allí nació su único hijo César.

En 1899 se trasladaron a Bilbao, donde tomaron contacto con el socialismo organizado y se unieron a sus filas. En el periódico “La Lucha de Clases” publicó Virginia sus primeras colaboraciones periodísticas.

En 1904 fundó y presidió el Grupo Femenino de Bilbao y en 1905 representó a los constructores de calzado de Bilbao en el VIII Congreso de la UGT.

Por falta de trabajo, en 1906 emigró a Buenos Aires, donde permaneció poco más de un año. Al regresar a España residió en Vigo, Palencia y León, donde Virginia participó activamente en la huelga general de 1909 y como consecuencia de ello fue encarcelada primero y expulsada de León después, emigrando esta vez a Bayona (Francia).

A finales de 1910 se instaló en Madrid, donde abrió una tienda en las cercanías de la Casa del Pueblo. Ingresó en el Grupo Femenino Socialista de Madrid el 1 de diciembre de 1910, ocupando diversos cargos de su Comité y de la Mesa de discusión.

A partir de entonces desarrolló una intensa actividad política y sindical realizando numerosas excursiones de propaganda por toda España, en la mayoría de las ocasiones acompañada por Andrés Saborit, presidente de la Federación de Juventudes Socialistas de España en esos años.

Fue vocal del Comité Nacional del PSOE de 1915 a 1918 y Secretaria Femenina de la Comisión Ejecutiva en 1918-1919. También ocupó el cargo de vocal del Comité Nacional de la UGT de 1916 a 1918.

En 1914 representó a los conserveros de Vigo (Pontevedra) en el XI Congreso de la UGT y en 1916 en el XII Congreso a los zapateros de Madrid.

El 23 de septiembre de 1916 fue condenada a un año, ocho meses y veintiún días de destierro y 750 pesetas de multa por injurias a la Iglesia católica.

Formó parte del Comité de la huelga general de agosto de 1917 por lo que fue detenida, aunque luego resultó absuelta. Representó al Grupo Femenino Socialista de Madrid en el IX Congreso del PSOE en 1912, en el X Congreso en 1915 y en el Congreso Extraordinario en 1919.

En el Congreso Extraordinario en 1921 representó a las Agrupación Socialista de Begíjar (Jaén), Puebla de Cazalla (Sevilla), San Julián de Musquiz (Vizcaya) y Lancey (Francia).

Partidaria de la Tercera Internacional, firmó el manifiesto tercerista y abandonó el PSOE en abril de 1921, participando en la constitución del Partido Comunista Obrero Español en la reunión celebrada en los locales de la Escuela Nueva de Madrid. Su hijo César siguió su mismo camino, mientras que, por el contrario, su marido Lorenzo Rodríguez siguió afiliado al PSOE.

El recién constituido Partido Comunista Obrero Español la designó para participar en el III Congreso de la Internacional Comunista en Moscú. Al llegar a París tuvo que dejar a sus compañeros de delegación y regresar a Madrid gravemente enferma.

Fue elegida Secretaria Femenina del Comité Central del Partido Comunista de España en su I Congreso, celebrado en marzo de 1922 y falleció en Madrid el 15 de agosto del año siguiente.

http://www.fpabloiglesias.es/archivo-y-biblioteca/diccionario-biografico/biografias/9398_gonzalez-polo-virginia

Frank Olson: el caso del asesino asesinado por sus iguales

Frank Olson
El 15 de diciembre Netflix estrena “Wormwood”, una serie que explora el “suicidio” en 1953 de un espía de la CIA, Frank Olson, que participó en el proyecto MK-Ultra para controlar el intelecto humano mediante el uso de drogas, torturas y técnicas psíquicas.

Olson trabajaba como químico en un departamento del ejército, la División de Operaciones Especiales de Fort Detrick, en Frederick (Maryland). Sus investigaciones siguen siendo secretas, aunque se sabe estaba involucrado en el desarrollo de armas biológicas.

En 1953, como Jefe de Operaciones Especiales de la CIA, se asoció con William Sargant, que investigaba drogas psicoactivas en el Centro de Guerra Biológico de Gran Bretaña, en Porton Down.

Sin embargo, en Alemania fue testigo de brutales interrogatorios en los que veía cómo administraban alucinógenos a los detenidos para torturarlos y asesinarlos.

Manifestó su desacuerdo a Sargant y le comentó que pensaba abandonar el espionaje. A su vez, Sargant informó al espionaje británico, a quien aseguró que Olson era un riesgo para la seguridad. Las críticas llegaron a oídos de la CIA, que envío a Olson a uno de sus psiquiatras, quien recomendó que fuera internado en un siquiátrico.

Le intoxicaron con LSD sin su conocimiento, lo que le provocó una severa paranoia y una grave crisis nerviosa. En su última noche en Manhattan, le lanzaron desde el undécimo piso de su habitación del Hotel Pennsylvania, falleciendo inmediatamente. Como es costumbre, la CIA mintió. Dijo que Olson se había suicidado.

Su familia nunca tuvo detalles de la muerte hasta que en 1975 la Comisión Rockefeller empezó a desvelar ciertas actividades de la Operación MK-Ultra. La CIA admitió que le había suministrado grandes dosis de LSD sin su consentimiento y para tapar el crimen pagaron 750.000 dólares a la familia.

En 1994 su hijo Eric exigió que el cuerpo fuera exhumado. El forense determinó que Olson había sufrido un golpe en la sien izquierda previo a ser arrojado a través de los cristales rotos de la ventana de la habitación.​ Las heridas y laceraciones producidas por el paso a través de los vidrios no habían sangrado, lo que implicaba una lesión “postmortem”.

La prueba indica que fue asesinado y luego arrojado al vacío. Basándose en estos hallazgos, en 1996 el fiscal de Manhattan abrió una investigación, pero los culpables no aparecieron.

En 2002 la familia hizo una declaración pública​ en la que acusaba al gobierno estadounidense de mentir a sus ciudadanos y haber asesinado a su padre.

Frank Olson no se suicidó. Es un caso en el que la CIA mató a uno de los suyos.

Más información:


Son del bloqueo

B.
(A un año y un mes de la muerte de Fidel)

Kennedy con su bloqueo
Nos quiere cerrar el mar
Quenedí, quenedá
Afeitar a los barbudos
Volvernos a esclavizar
Quenedí, quenedá, ¡qué bruto es el Tío Sam!
Quenedá.

Ni un paso atrás, compañeros
Amigos, ni un paso atrás
Quenedí, quenedá
Plomo y plomo al enemigo
Plomo y plomo y nada más
Quenedí, quenedá
¡Qué bruto el Tío Sam!
Quenedá

Martí quiso a Cuba libre
Y Fidel dijo: ¡Ya está!
Quenedí, quenedá
Con bloqueo o sin bloqueo
Libre por siempre será
Quenedí, quenedá
¡Qué bruto que es el Tío Sam!
Quenedá

¡Lárgate, yanqui, de aquí!
Quenedá
¡Déjanos, Kennedy, en paz!
Quenedá
Porque si no vas a ver
Vas a ver
El plomo que lloverá
Ay,vas a ver
El plomo que lloverá
Quenedá.

Nicolás Guillén


jueves, 7 de diciembre de 2017

La policía utiliza drones de la OTAN para el control de la población desde hace años

Desde hace unos diez años la policía experimenta con drones para el control de la población. Algunos de ellos se pusieron en funcionamiento por vez primera en la primavera, aunque de manera secreta llevan mucho más tiempo en el aire.

Los artefactos son prototipos militares homologados por una cumbre de la OTAN celebrada en Estrasburgo en abril de 2009. Están propulsados por motores eléctricos, pesan unos dos kilos, utilizan vuelos estacionarios a una altura de 50 a 100 metros, se desplazan a 70 kilómetros por hora, se guían por control remoto y disponen de cámaras de vídeo dotada de visión infrarrojos y un potente zoom.

Los drones policiales cuestan 60.000 euros cada uno y son capaces de cumplir muy diversas funciones, desde el control del tráfico hasta el de los manifestantes en las calles.

No obstante, como son un poco caros, algunos ayuntamientos de la Costa del Sol prefieren arriesgar la vida de sus policías locales colgándolos de una especie de hélices o motos aéreas, en las que se pueden desplazar a 45 kilómetros por hora (1).

Lo mismo que las cámaras públicas de videovigilancia, que se legalizaron hace 25 años en medio de las típicas declaraciones hipócritas de los parlamentarios, el uso de drones es absolutamente ilegal. Por eso algunas a algunas policías a las que aún les quedan escrúpulos puritanos se esmeran en prometer que los drones no van a sobrevolar áticos, jardines, terrazas o balcones, mientras que otras lo que hacen es lo de siempre: ampliar sus facultades (siempre a costa de los derechos) (2).

El truco legal ya se aplica a las empresas privadas que utilizan estos artilugios aéreos, que no pueden sobrevolar inmuebles o aglomeraciones urbanas. A ello la policía le añade su patente de corso: excepto que lo requieran el orden público o la seguridad ciudadana. Como esas son las tareas de la policía, pronto tendremos drones delante de las ventanas de nuestras habitaciones.

Para hacer tragar a la población con la vigilancia permanente, la policía montará el típico espectáculo mediático, como ha hecho en algunas ciudades europeas, para demostrar que son imprescindibles y salvan vidas. En una ciudad muy conocida, la policía llamó a la televisión para alertar de que una persona estaba con sus dos hijas en el balcón de su casa, desde el que amenazaba con arrojarse al vacío. Gracias a uso de drones la policía lo pudo evitar.

Los drones pueden privatizar una parte de los servicios policiales de reconocimiento, ya que -al menos por ahora- los pilotan expertos contratados por las empresas que los fabrican, sobre todo los más pesados.

Una vez que la población trague con el empleo de drones sobre sus cabezas, el paso siguiente será armarlos con fusiles de gruso calibre, capaz de matar a cualquiera a distancia. Así, un día estaremos esperando que el semáforo se ponga en verde y el que esté a nuestro lado, o nosotros mismos, caeremos fulminados de un disparo y nos desangraremos encima de la acera.

Esto acabará de la misma forma que la serie de películas “Terminator”. Como los demás avances técnicos, los drones tienen su réplica de carne y hueso: los halcones peregrinos, que son cazadores letales capaces de destruir estos aparatos mecánicos. La Fuerza Aérea de Estados Unidos ha encargado a la Universidad de Oxford un estudio de estas rapaces, que pueden atacar tanto como defenderse de los drones enemigos.

Lo mismo que en la Guerra de Siria, los drones que utiliza la policía pueden ser inutilizados por otros drones o por halcones peregrinos. Los policías holandeses están tan preocupados por poner sus drones en el aire como por evitar que se los destruyan. Cuando han probado drones en campo abierto, han sido derribados por águilas.

(1) http://www.theolivepress.es/spain-news/2017/08/24/drone-cops-costa-del-sol-town-gets-green-light-for-spains-first-flying-police-unit/
(2) https://techcrunch.com/2017/11/27/uk-to-give-police-new-powers-to-ground-drones/